www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 25 de agosto de 2013

FICHA TÉNICA: Plaza de toros de Málaga. Dos tercios de plaza. Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq.
Enrique Ponce: ovación y dos orejas.
Juan Serrano "Finito de Córdoba": bronca y ovación.
David Galván: oreja y ovación.

Fue una puerta grande tan merecida, en honor al disfrute, que Enrique Ponce salió en hombros antes de que sus compañeros Finito de Córdoba y David Galván abandonaran el ruedo. En una faena de madurez, de un temple exquisito, Ponce emocionó a los tendidos, que ya antes se habían mostrado muy entregados con el joven del cartel, David Galván. El gaditano logró cortar una oreja en una labor de bisoñez en su primero pero también dio muestras de ser un torero capaz y con recursos ante su segundo. Finito de Córdoba, por su parte, también se recreó en una faena llena de hermosura. Y es que hubo dos toros de bandera, el cuarto y quinto, en una gran corrida de Juan Pedro Domecq, guapa y bien hecha, en la que sólo falló el último de la tarde.

El primero tuvo mucha nobleza y Ponce pudo llevar a cabo una faena correcta en la que sobresalieron las series al natural. La estocada fue defectuosa pero recibió una ovación por su labor. El temple fue la clave en la mejor faena de feria. Temple en la embestida del juampedro que tuvo clase y duró; y en la manera de torear Ponce, tan despacio desde el saludo con el capote hasta un último y único natural impecable. El ruedo se llenó de torería en cada serie y no faltaron tampoco las poncinas sin fin. El estoconazo final puso en sus manos dos orejas de mucho peso.
Al segundo, albahío de capa, le faltó un puntito de raza para que la faena de Finito tuviese continuidad. El torero no se acopló y entró a matar varias veces. Finito toreó con mucho gusto y plasticidad al quinto de la tarde, un toro noble y con clase. No le exigió demasiado y fue una faena de muletazos muy bellos, de mucha estética, con tres series a destacar: una por el pitón derecho, otra al natural y una última de ayudados. Mató de pinchazo hondo y descabello y saludó una ovación.

El tercero fue un toro tardo pero con clase en la embestida. Galván estuvo muy dispuesto y basó su labor en la quietud. La faena tuvo un inicio muy arrebatado y luego le faltó ligazón. La última serie de manoletinas fue lo mejor. Dejó una estocada trasera y paseó una oreja. El jabonero que hizo sexto fue el más deslucido. Embistió siempre con la cara a media altura pero a pesar de ello se pudo ver a un Galván muy entregado y metido en la faena. Logró sacar algún muletazo de provecho, dejando buenas sensaciones. Mató de estocada trasera y saludó una ovación.

FUENTE: MUNDOTORO. COM

0 comentarios: