www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 9 de noviembre de 2014

El matador de toros cordobés Finito de Córdoba fue siempre un amante confeso de la tauromaquia de José María Manzanares y así ha querido expresarlo en la revista 6 TOROS 6 en la que le ha dedicado unas lineas como homenaje tras su repentina muerte que ha teñido de luto a todo el mundo del toro. 
UN TORERO FUERA DEL TIEMPO
POR FINITO DE CÓRDOBA
Todo el que tuviera la suerte de vivirla  recordará aquella tarde de Málaga con Curro en la que el maestro Manzanares le cortó las dos orejas a un toro de Gabriel Rojas .Desde el callejón presenciaba su obra y pocas veces en mi vida he sentido esa identificación con algo que estaba ocurriendo.Uno siempre sueña una manera de torear que va ligada a su propia personalidad,ha lo que ha bebido de otros que casan con tus formas,con tus maneras ,con tu concepción de la estética y del arte, y aquella tarde, yo veía al maestro con aquel toro y me parecía estar viéndolo desde otro sitio, como una ensoñación.Cuando se acercó a lavarse las manos, acabada la obra, le deje que nos había hecho soñar el toreo.El me miró de esa manera que miraba tantas veces en las que no hacia falta palabras para expresar lo que se siente.Me miró y no dijo nada ,por que no hizo falta.
Manzanares era un torero sin tiempo, una figura de la que todos los niños jugábamos al toro queríamos ser.Un torero sin fisuras con una pureza enorme,con una elegancia inequívoca,con una naturalidad insultante.Manzanares era un genio con todo lo que eso conllevaba , una de esas personas de mirada profunda, de luces y sombras ,que no necesitaba muchas palabras para decir tantas cosas.Manzanares además de todo eso, también era un amigo,una persona que entendía los códigos pese a las dos décadas que nos separaban.El lenguaje del toreo es universal,no entiende de años,era alguien con el que compartí muchas cosas, mas allá de la profesión, más allá de esa admiración que siempre le tuve a su manera de interpretar la tauromaquia.
La noticia de su muerte es un golpe terrible. Nos queda el consuelo de saber que no desaprovechó ni un momento de su vida,de saber que fue feliz, que vivió intensamente lo bueno y lo malo. Nos queda el consuelo de que su Tauromaquia trascenderá su muerte y la de todos nosotros , porque siempre estará en los libros,en la historia,pero más importante,estará en nuestro recuerdo,sin que nos demos cuenta estará siempre con nosotros, en nuestra manera de andar por la calle o por la plaza ,en la forma de hacer un desplante,en la manera de mirar sin hablar.nos queda ese consuelo y nos queda también el dolor de su ausencia, su marcha tan repentina,la impotencia, la certeza de que la vida es esto,algo efímero, como él bien sabía. Nos quedará la pena de que se fue uno de los más grandes de siempre. 



ARTÍCULO DE OPINIÓN DE LA REVIST 6TOROS6

0 comentarios: