www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
miércoles, 27 de mayo de 2015

Antonio Sánchez Fuentes, pasará a la historia del toreo cordobés, aparte de por sus méritos profesionales, por haber sido integrante del cartel del  último festejo celebrado en la desaparecida plaza de "Los Tejares". Esa tarde alternó con José María Susoni y Agustín Castellano “El Puri” lidiando novillos de herederos de Enriqueta de la Cova.
 Sánchez Fuentes  nació en el popular barrio barrio de los Olivos Borrachos. Tuvo en su familia varios toreros- su padre y su tío Camará II”, su hermano Paco, banderillero notable y sus primos los Sánchez Saco 
(seis hermanos entre novilleros y subalternos).
Antonio toreó la primera vez en un tentadero en la ganadería Sánchez de Puerta. Contaba entonces 13 años. No asiste a ninguna escuela taurina, entrena junto a su hermano Paco y José María Montilla. Se presenta ante el público en una becerrada en Alcolea, y con apenas media docena de festejos toreados, debuta con caballos en Cabra ( 8-9-1959 ) alternando con Curro Puya y Alfonso Ordóñez. Esa tarde cortó cuatro orejas y un rabo. En Córdoba se presentó el 20 de noviembre de 1960, junto a Alfonso Gómez Ramiro y Manuel Sánchez Saco, para lidiar novillos de Román Sorando.  Y en Madrid el 19 de marzo de 1964 con novillos de Moreno de la Cova, completando el cartel Currillo” y Eduardo Ordóñez. Esa tarde cortó dos orejas y salió en hombros. Tomó la alternativa en Córdoba el 27 de mayo de 1965 de manos de Diego Puerta con Paco Camino de testigo. Cortó una oreja al toro del doctorado, de la ganadería de Monte San Miguel y en el sexto dio una vuelta al ruedo. Confirmó en Madrid el 11 de julio del mismo año , de manos de Paco Corpas, con José Martínez “Limeño” de testigo. Esta temporada se han cumplido cuarenta y siete años de su retirada. Su último festejo lo toreó en Madrid ( 1968 ) cortando una oreja a su primero y dando dos vueltas al ruedo en el segundo.
En diez años en activo sufrió otras tantas cornadas de las cuales dos fueron extremadamente graves. Sin embargo reconocía que ser torero es lo más grande del mundo, aunque conlleve amarguras y sufrimientos, adobados, eso si, con éxitos de los que no se olvidan, como las dos tardes que salió de Las Ventas a hombros, una de ellas cortando solo una oreja.

Cuando Antonio Sánchez Fuentes deja el mundo del toro, se convierte en un importante  empresario del mundo del automóvil.

FUENTE. LADIS.

0 comentarios: