www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 13 de septiembre de 2015

Volvieron los toros a Belmez en su tradicional feria de septiembre tras alguno años de ausencia. El cartel anunciado por la empresa Santamarina Toros era a priori muy interesante para el aficionado porque en él se anunciaban tres estilos de toreo distinto pero de muy buen concepto todos, pero el puíblico no terminó de responder en los tendidos como  se esperaba. Dstacar la pureza  y el pellizco en el toreo de Curro Díaz, la ambición y ganas de David Galván y la voluntad y buen concepto del toreo de Juan Ortega.

Abría cartel el linarense Curro Díaz que volvió a dejar claro su exquisito y buen gusto del toreo,  dejando patente que no ocupa el lugar en el escalafón que le corresponde. Ante su primero, un toro muy justo de fuerzas (como toda la corrida) y tras brindar su faena al público, le sacó todo el partido posible en la muleta destacando en tandas muy templadas con la mano derecha a media altura. Destacó también en dos tandas con la mano zurda muy toreras. Hay que destacar un trincherazo muy torero marca de la casa. Terminó su faena entre los pitones donde el animal se tragó un circular. Mató de estocada atravesada y descabello y cortó la primera oreja de la tarde.

En el cuarto de la tarde, segundo de su lote, destacó Curro en su toreo al natural donde consiguió enjaretar naturales de bella factura mantiendo al toro siempre a media altura. Se gustó y disfrutó mucho el jienense durante toda la tarde en el coso belmezano. Mató de media estocada sin puntilla y cortó las dos orejas.

Le seguía en el cartel David Galván que tuvo una tarde triunfal en Belmez. Ante su primero, lo reicibió de una larga cambiada de rodillas para luego dar paso al toreo a la verónica. Realizó también un bonito quite por chicuelinas. En la muleta, y tras brindar su faena al público, comenzó con con unos pases por alto con la figura muy estática sin moverse. Destacó en varias tandas con la derecha. Se pegó un arrimón final entre los pitones del toro que llegó mucho a los tendidos. Finalizó su labor con unas ajustadas bernadinas finales. Mató de una estocada fulminante sin puntilla y cortó las dos orejas que le aseguraban la salida por la puerta grande.

En el quinto toro de la tarde, segundo de su lote, lo recibió bien de capote destacando en unas tafalleras. En la faena de muleta estuvo muy por encima del toro, destacando en el toreo encimista dadas las condiciones del cornúpeta y de rodillas donde terminó su faena. Buena disposición del torero y entrega total del público que suele calentarse con este tipo de faenas. Mató de estocada tendida y cortó las dos orejas con petición incluso de rabo que el presidente hizo bien en no conceder.

Cerraba el cartel el sevillano afincado en Córdoba Juan Ortega, que entraba por la vía de la sustitución de Antonio Ferrera aún convalenciente de su lesión . No tuvo suerte Juan en su lote, al llevarse el más descastado de la tarde. Ante su primero( el peor del encierro) sin fuerza alguna, y tras brindar su faena al respetable, mantuvo al toro en pie lo poco que duró, ya que llegó incluso a echarse durante el transcurso de la faena. Consiguió sacar meritorios pases por ambas manos pero sin poder hilvanar faena. Falló en el uso con el descabello y recibió una ovación con saludos desde el tercio.

En el sexto y último de la tarde, segundo del lote de Ortega, más de lo mismo, toro con muy poca transmisión. Destacó en un templado quite por chicuelinas y en la media final. En la muleta, poco pudo hacer ante un astado sin fuerza ni tasnmisión ni colaboración alguna. Volvió a mostrar muchas ganas y voluntad y tras matarlo de una estocada sin puntilla cortó una oreja como premio a la voluntad que tuvo durante toda la tarde.

Resumiendo, festejo entretenido el celebrado en la serrana localidad belmezana y que terminó con la salida a hombros de Curro Díaz y David Galván.

FICHA TÉCNICA:

Plaza de toros de Belmez. Más de un tercio de entrada en los tendidos en tarde de agradable temperatura. Se han lidiado 6 toros de Jódar y Ruchena muy justos de presencia (muy escurridos) , flojos en líneas generales pero como virtud tuvieron la nobleza.

Curro Díaz: Oreja y dos orejas.
David Galván: Dos orejas y dos orejas.
Juan Ortega: Ovación y oreja.

FOTO: JOSÉ LUIS CUEVAS.

0 comentarios: