www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 11 de octubre de 2015

 La última tarde de la temporada taurina cordobesa 2015 nos tenía reservada una faena de ensueño de Juan Serrano "Finito de Córdoba" en Montoro al cuarto toro de la tarde de Fuente Ymbro de nombre "Organillero" nº177, y al que terminó perdonándole la vida.  Fua una obra maestra, casi perfecta de composición, ejecución y cadencia sublime en la mano derecha , con una enorme profundidad y ligazón.
 Recibió a este cuarto toro de la  tarde muy templado a la verónica destacando en una exquisita media marca de la casa. El toro apenas recibió castigo en varas.  Ya en la muelta, y tras la primera tanda a pies juntos, se presagiaba y palpaba que la obra podía ser de muchos quilates. Pronto se fue Juan a citarlo de lejos y encadenó una perfecta tanda con la mano derecha larga y profunda con muletazos de locura. Volvió a repetir en una tanda con la diestra ,alargando la mano más aún, era la interpretación perfecta de como se torea con la mano diestra...conjugándose la cadencia, el ritmo, la ligazón, la profundidad, etc...lo intentó por el pitón izquierdo pero el animal no respondía de igual manera. Volvió a la mano derecha y repitió el toreo mágico donde puso a la plaza bocaabajo con las repetidas embestidas del toro...no se podía torear mejor...se fue a por la espada y aumentó la petición de indulto. El torero siguió toreando para intentar convencer al presidente. El presidente terminó sacando el pañuelo naranja, y una vez concedido el indulto de "Organillero", Finito le volvió a instrumentar una gran tanda de mano muy bajo con la derecha. El torero no se canasaba de torear y el toro de embestir. Probablemente no fuese toro de indulto, ya que no había sido practicamente castigado en el caballo y tampoco se dejó con la mano izquierda, pero ¿qué más da si era de indulto o no?, lo importante fue la grandeza de la obra realizada por el torero y el tirunfo de la fiesta tauirna con la vuelta al campo con vida de "Organillero" al que Juan acompañó hasta la puerta de chiqueros para donde volvería con vida a los corrales. Paseó  triunfante las dos orejas y  rabo simbólicas junto al ganadero Ricardo Gallardo en la vuelta al ruedo, en lo que lo supuso una manera brillante de poner fin a su temporada.

En el primero Juan lo recibió bien de capote destacando en una media de cartel. Brindó su faena de muleta a su compadre, amigo y compañero de cartel el jerezano Juan José Padilla, que realizaba su paseíllo nº 300 tras la desagradable cornada en Zaragoza en el año 2011 que le ocasionó la pérdida de un ojo.
La faena estuvo marcada por el diluvio que caía en la plaza en esos momentos, aunque el torero se sintió agusto delante del animal e instrumentó pases de bella factura por ambas manos sobre todo por la mano izquierda. Mató de pinchazo y media estocada y su labor fue silenciada motivada por las malas condiciones meteorológicas en esos momentos.

Le seguía en el cartel Juan José Padilla, que como hemos dicho anteriormente cumplía su paseíllo nº 300 tras la cogida de Zaragoza . Recibió a su primero de dos largas cambiadas de rodillas para luego dar paso al toreo a la verónica. Realizó también un quite por chicuelinas el propio torero. En banderillas, destacó en el primer par que lo puso arriba y en el tercero al violín. En la muleta, y tras brindar su labor a Matilla y Curro Robles inició su faena con una tanda en redondo de rodillas. También dio una buena tanda al natral antes de dar paso al arrimón final con con circulares y demás florituras... terminó su labor con un desplante en la cara del toro tirando los trastos al suelo. Mató de un estoconazo sin puntilla y cortó las dos orejas.

En el quinto de la tarde, segundo de su lote, Juan José destacó en el tercer par de banderillas puesto al quiebro. En la faena de muleta recibió una fuerte voltereta de la que salió algo conmocionado y cuando lo llevaban  de camino de la enfermería decidió volver a la cara del toro con mucha raza, pundonor y gallardía y se ganó el cariño, con mucha conexión con el respetable . Se jugó el tipo Padilla en este toro. Mató de estocada trasera y cortó una merecida oreja tras el esfuerzo realizado.

Cerraba el cartel el granadino David Fandilla "El Fandi", que realizó a su primero un vistoso quite de capote conjugando las gaoneras y las chicuelinas. Llevó a cabo un buen tercio de banderillas, aunque sin excesiva brilllantez. Brindó la faena de muleta también a  su compñaero Padilla. Cortó una oreja tras realizar una faena marca de la casa con ambas manos sin mucha profundidad.

En el sexto y último de la tarde mostró David una vez más su variedad capotera. En banderillas destacó poniendo un dos en uno. Toro éste con poca transmisión, al que el granadino intentó sacarle lo poquito que tenía por ambas manos para cortar la oreja que le permitía salir por la puerta grande y acompañar a sus compañros tras matarlo de estocada y descabello.

Resumiendo, festejo muy entretenido el celebrado en Montoro  con el indulto de un toro incluído y que terminó con la salida a hombros de los tres matadores y el mayoral y que supuso el fin a la temporada taurina en la provincia cordobesa en el 2015.

FICHA TÉCNICA:

Plaza de toros de Montoro. Lleno en los tendidos en tarde de agradable temperatura y con lluvia en el primer toro. Se han lidiado seis toros de Fuente Ymbro desiguales de presentación y de buen juego, destacando el 4º indultado de nombre "Organillero" nº177. Los peores 5º y 6º.

Juan Serrano "Finito de Córdoba": silencio y dos orejas y rabo simbólicas.
Juan José Padilla: Dos orejas y oreja.
David Fandila "El Fandi": Oreja y oreja.

FOTOGRAFÍA: DAVID HERNÁNDEZ.


0 comentarios: