www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
viernes, 1 de abril de 2016

Una multa de 9.000 euros. Esa es la sanción impuesta por la Junta de Andalucía a Finito por su polémica actitud en la Feria de Mayo del 2015, en la que se resistió a entrar a matar un toro para el que solicitaba el indulto y al que luego estoqueó al sonar los tres avisos. La sanción, contra la que cabe recurso, es sensiblemente inferior a la propuesta que hizo la Delegación del Gobierno de Córdoba, que la elevaba a 15.000 euros.
Según la información facilitada a este periódico, la sanción se ha impuesto una vez que la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil ha resuelto el expediente sancionador incoado contra el torero por desobediencia a las órdenes de la presidencia en la suerte suprema, un incumplimiento tipificado como infracción grave en la ley andaluza de espectáculos taurinos. Eso sí, la resolución aún no es firme en vía administrativa, ya que cabe recurso ante el titular de la Consejería de Justicia e Interior.
El expediente lo abrió la Delegación del Gobierno por la "reiterada desobediencia" del diestro a las órdenes del presidente en la corrida celebrada el 30 de mayo del 2015 en Los Califas, "en su afán de conseguir el indulto", según se informó en su día. Aquellos hechos fueron objeto de un informe del presidente que incluía la narración de los mismos y una propuesta de expediente sancionador. A raíz del mismo, la Delegación lo tramitó y calificó los hechos como una infracción grave que, según la ley, puede ser sancionada con una multa de 150 a 60.000 euros. Tras valorar la trascendencia de la infracción y la desobediencia del torero respecto a dos órdenes del presidente --primero que matara al toro y después que no lo hiciera una vez que sonaron los tres avisos--, la Delegación hizo una propuesta de sanción de 15.000 euros para el diestro y la remitió a la Dirección General de Interior, que ahora ha resuelto.
Finito alegó en su día que no escuchó el tercer aviso en el ruedo, pero también aseguró, en declaraciones a este periódico, que "el toro no merecía morir apuntillado en un corral".


INFORMACIÓN: Rafael De la Haba (Diario Córdoba).


FOTOGRAFÍA: DAVID HERNÁNDEZ.

0 comentarios: