www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 10 de septiembre de 2017

En la tarde de ayer se celebró en la serrana localidad de Belmez con motivo de su feria y fiestas, una corrida de toros de la mítica ganadería de Victorino Martín que midió en mano a mano a Paco Ureña y Pepe Moral. El resultado no fue el esperado en lo que a público se refiere, ya que la plaza apenas llegaba a la media plaza. Tampoco el juego y presentación de los astados contribuyó mucho al espectáculo. El principal enemigo de la tarde fue el viento.


Abrío cartel Paco Ureña, torero que venía de triunfar en todas las ferias y experto en este tipo de hierros. El de Lorca no fue el mismo que estamos acostumbrados a ver, pareció pasar de compromiso por la localidad belmezana. En el primero de su lote, destacó en un bonito quite por delantales con el capote. En la muleta, lo intentó por ambas manos, pero ni el público ni él se entendieron, además del molesto viento que estuvo presente toda la tarde. Cortó una oreja.
En el segundo de su lote, tercero del festejo, se vió a un Ureña más comprometido. Sacó muletazos buenos por ambas manos, sobresaliendo una tanda por la dercha y algún que otro meritorio natural. Mató de un infame bajonazo que hizo guardia, pero aún así consiguió cortar otra oreja.
En el quinto astado, la tarde comenzaba a ponerse fresca en los tendidos, ya que descendió mucho la temperatura en la sierra cordobesa. Este ejemplar fue el de mejor presentación de la tarde y más propio de una corrida de toros a diferencia de sus hermanos. Lo intentó por ambas manos, pero parecía tener la mente más puesta en su compromiso del domingo en Murcia que en la tarde belmezana. Tampoco hubo mucha conexión con el resptable. Saludó desde el tercio.


El segundo componente del cartel era el sevillano Pepe Moral, torero de buen corte y que a pesar  de los pocos compromisos que tiene, demostró que debería torear más.  Recibió a su primero bien de capote. En la muleta comenzó con unos doblones muy toreros y con buen gusto. Basó la faena en la mano izquierda, pitón más aceptable del toro y extrajó buenos naturales. Recibió una ovación con saludos desde el tercio.
 En su segundo enemigo, el mejor presentado y el que más en Victorino estuvo en toda la tarde, hizo amago de saltar al callejón tras su salida de toriles. Puso en serio peligro a los subalternos en el tercio de banderillas. Brindó su labor a su compañero de cartel Paco Ureña. Realizó la mejor labor de la corrida, donde sobresalieron tandas largas y de bonita factura por la derecha donde el animal fue siempre humillan
do, característica de esta ganadería . Lo intentó también por el izquierdo, pero el animal no repetía de la misma manera. Mató de un estoconazo sin puntilla y cortó dos orejas.
En el sexto y último, Moral se topó con un cornúpeta grande, pero que no ofreció mucho juego al diestro sevillano. Tuvo siempre la actitud de agradar, destacando algún muletazo. Volvió a matar muy bien y cortó una cariñosa oreja.


Resumiendo, festejo en el que se vieron cosas positivas y que terminó con la salida a hombros de ambos toreros.


FICHA TÉCNICA:


Plaza de toros de Belmez.  Se lidió una corrida de D.Victorino Martín justa de presentanción y de escaso juego a excepción del 4º. Casi media plaza en tarde de agradable temperatura al principio y algo fresca al final


Paco Ureña: Ovación con saludos desde el tercio, oreja y oreja.
Pepe Moral: Ovación con saludos desde el tercio, dos orejas y oreja.

FOTOGRAFÍA: RAÚL HERNÁNDEZ.






0 comentarios: