www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
miércoles, 17 de enero de 2018

 En este año otro matador de toros cordobés cumple cincuenta años de alternativa. Se trata de Fernando Tortosa, cuyo nombre completo es Fernando Martín Tortosa.  Nace en Córdoba, en el barrio de Cañero, el 25 de Junio de 1946, iniciándose en la profesión a finales del año 1963. Sus actuaciones como novillero sin caballos son breves, pues el día 26 de Mayo de 1964,  con reses de Gerardo Ortega, debuta con picadores en la plaza de toros de Priego de Córdoba,  junto a “El Ecijano”, yendo por delante el rejoneador Baena.
En Córdoba se presenta al mes siguiente, exactamente el 28 de Junio, alternando con “El Silverio” y Juan Muro, lidiando novillos de José de la Cova. En este festejo conoció  las dos caras de la profesión, pues, si en el primero cortó dos orejas, en el que cerró plaza sufrió una fuerte conmoción cerebral.
Desde la fecha de su debut como novillero con picadores, y tras actuar en numerosas novilladas con un excelente palmarés,  decide en 1968,  hacerse matador de toros. La plaza elegida es Córdoba y la fecha 19 de Marzo, festividad de San José. Aunque el día está lluvioso la corrida no se suspende y es la que  abre la temporada en “Los Califas”. 
El padrino fue Diego Puerta y el testigo Manuel Cano “El Pireo”. El toro de la alternativa,  marcado con el número 8, de pelo negro bragao girón, y de nombre “ Desgraciao”, pertenecía a la ganadería de Gerardo Ortega y pesó 464 kilos. En este toro dio una vuelta al ruedo y en que cerró plaza cortó una oreja.
Su paso al doctorado supuso un cambio radical en el futuro del elegante torero cordobés. Bien puede decirse que se cortó la buena racha. Así en el año de su alternativa solo actúa en quince corridas de toros y en 1969 solo son nueve. En 1970, el día 12 de Julio, confirma la alternativa en Madrid. Joaquín Bernadó, en presencia de Ricardo de Fabra, le cede la muerte de “Monedero”, negro zaíno, marcado con el número 156 y perteneciente a la ganadería de María Cruz Gomendio..
Su última actuación, como matador de toros en Córdoba, sucedió en la feria de Mayo de 1975, precisamente el día 29, alternando junto a “El Puri” y “El Hencho” y el rejoneador Fermín Bohórquez, con un encierro de Clemente Tassara, remendado con un toro de Manuel Álvarez Gómez. Al término de esta temporada se retira del toreo activo, tras ocho años de alternativa.
Fernando  ha pasado a la historia del toreo como un torero elegante, con buen corte, fácil en banderillas y excelente estoqueador. Quizás la falta de un buen apoderado le privó de alcanzar más altas cotas en el máximo escalafón. 
Ha sido asesor artístico de la plaza de “Los Califas”, la misma plaza donde se hizo matador de toros. Igualmente en numerosas ediciones ha formado parte del jurado del Trofeo Municipal Manolete. También ha sido el organizador, durante muchos años, del partido entre toreros y políticos con fines benéficos para diferentes causas.
En su apartado personal, le ha sonreído ampliamente la vida. Su actividad laboral, vinculada a la joyería, gracias a su visión para los negocios y carácter amable, le ha convertido en un triunfador. Su matrimonio con María Ángeles, ha dado el fruto de tres hijos. Que le han dado una nieta. Entre sus proyectos más inmediatos está escribir sus memorias.
Fernando, querido y respetado en el mundo del toro por su carácter amable y simpatía en el trato, nunca ha perdido la afición y el interés por el mundo de la Fiesta a la que sigue, como entusiasta aficionado, desde el tendido. Lector empedernido de libros de historia y ejemplo de honestidad y vergüenza torera,  al llegar a los cincuenta años de alternativa, todavía le brillan los ojos cuando habla de toros.


INFORMACIÓN Y FOTOGRAFÍA: LADIS.

0 comentarios: