www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
domingo, 13 de mayo de 2018

Sonaba de fondo el pasodoble dedicado a Fernando Martín Tortosa cuando comenzó el acto de homenaje a este elegante torero de los años 60-70 del siglo pasado. Tortosa tomó la alternativa el 19 de marzo de 1968 en "Los Califas" de manos de Diego Puerta y como testigo Manuel Cano "El Pireo". Este año, pues, se cumplen cincuenta  de aquella tarde histórica y la Federación de Peñas Cordobesas ha querido rendirle un cariñoso homenaje. El salón social de la Federación  resultó pequeño para acoger a la gran cantidad de peñistas que quisieron estar al lado de Fernando, una persona simpática y servicial a la que da gusto tratar. El presidente del ente federativo, Alfonso Morales, dijo que la Federación se sentía muy honrada al contar en este acto con una representación tan alta de  peñistas  y de la familia taurina representada por toreros de varias épocas. El acto resultó muy ameno y entretenido ya que Tortosa explicó su lucha por ser torero, vocación que le vino, dijo, cuando siendo un niño vio por la Torre de la Malmuerta a un grupo de aficionados que traían a hombros al torero José María Martorell. Esa imagen de grandeza y gloria para un torero se le quedó grabada y solo pensaba en ser torero. Comentó que fue muy difícil abrirse paso, pero que como vivía solo para el toro, lo consiguió. Igualmente narró numerosas anécdotas, habló de sus éxitos y de su enorme satisfacción por haber podido compartir tardes con los mejores toreros de su época. Igualmente añadió que quiso tomar la alternativa en Córdoba, a pesar de que tenía suculentas ofertas de hacerlo en otras plazas. Esa decisión - dijo- le perjudicó en su carrera pues desestimó una oferta del poderoso empresario Pedro Balañá que le había puesto la fecha del día de San Pedro para tomarla en Barcelona con Paco Camino de padrino y "El Cordobés" de testigo. Lo máximo de lujo en carteles en aquella época. Pero él estaba ilusionado desde siempre en que fuera en Córdoba.
En el turno de preguntas  intervinieron varios aficionados cerrando la serie José María Montilla, decano de los matadores de toros cordobeses, que indicó que Fernando Tortosa fue un buen banderillero, un buen muletero y un excelente estoqueador.
A continuación Alfonso Morales, José María Montilla y Rafael González "Chiquilín" (asesor taurino de la Federación) entregaron al homenajeado un trofeo como recuerdo de la velada. Lo mismo hicieron con el periodista taurino Rufino Gomera que dirigió el debate junto al moderador Paco Lara.


INFORMACIÓN Y FOTOGRAFÍA: LADIS.

0 comentarios: