www.elcosodeloscalifas.com TU WEB TAURINA
sábado, 1 de junio de 2019

El segundo festejo de la feria de Córdoba nos deparó una floja y descastada corrida de Juan Pedro Domecq, haciendo honor al dicho de "corrida de expetación, corrida de decepción". En la misma cortaron una oreja los toreros Finito y "El Juli".


Abrió cartel  Juan Serrano "Finito de Córdoba", que nos volvió a deleitar con su toreo exquisito y cadencioso, el que nos gusta a los buenos aficionados.Recibió a su primer enemigo toreando bien a la verónica, destacando una media de auténtico cartel. Brindó su labor muleteril a Antonio Ferrera, que el día de antes había cortado una oreja en el mismo ruedo. El del Arrecife estuvo muy por encima del soso toro de Juan Pedro sacándole el poco contenido que tenía, pegó muletazos con sabor por ambas mano y todo ello sonando la marcha cofrade "Callejuela de la O". Mató de una estocada, siendo ovacionado.

En el cuarto de la tarde, segundo de su lote, le pegó una larga cambiada de rodillas en el recibo de capote, dando después paso al toreo sublime a la verónica, llevando siempre muy toreado al burel y volviendo a dar una media de auténtico cartel de toros. En la muleta realizó una faena de empaque, gusto y torería, utilizando además ambas manos, con muletazos largos y profundos, sobresaliendo varios derechazoss, naturales y trincherazos de bellísima factura. Le realizó un final muy torero por bajo. Volvió a matar de una buena estocada y cortó una oreja con fuerte petición de la segunda, siendo abroncado el palco por no concederla. Se le volvió a negar una puerta de Los Califas al torero del Arrecife al igual que pasará el año pasado. Cierto es, que la faena no llegó a alcanzar altísimas cota,  por las condiciones justas del toro, pero sí que puso al respetable de acuerdo, y haciendo comparativa con la anterior oreja cortada por "El Juli",  se le podía haber otorgado ese segundo trofeo sin problema alguno que le habría permitido abrir la puerta califal . Polémicas aparte, tampoco criticar duramente

al palco, porque fue justo el premio.

 Le seguía en el cartel el sevillano José Antonio "Morante de la Puebla", que rompió el idilio que mantenía con Córdoba, en un día sin compromiso alguno por su parte. No le tocó un buen lote, seguramente el peor de la tarde, pero no se molestó en justificar las malas condiciones de los enemigos. "Pasó" por Los Califas con una actitud muy apática y cosechó silencio y bronca respectivamente.


Cerraba el cartel  el madrileño Julián López "El Juli", circustancia ésta, muy poco habitual ya en un torero de tantos años de alternativa. Estuvo más voluntarioso en su paso por Córdoba que el año pasado donde pasó de puntillas por el albero califal. Anduvo animoso con el capote con su primero. Con la franela, se mostró por encima de las escasas condiciones del animal, robándole algún meritorio derechazo, y siempre con ganas de agradar. Mató de estocada algo caída y cortó una cariñosa oreja que pidió el tendido cordobés.

En su segundo, último de la tarde, destacó el tercio de varas donde  el cornúpeta arreó mucho al caballo y el picador aguantó bien, fue ovacionado cuando se retiraba de ejecutar dicha suerte. En la muleta comenzó Julián con pases por alto con las rodillas genuflexas. Volvió a mostrarse con ganas de agradar ante un toro que como el resto de la tarde, poco aportó. Faena con poco contenido, pero que de haber matado bien, quizás se hubiesen pedido otra oreja. Fue ovacionado desde el tercio.

Resumiendo, tarde de torería de Finito en Los Califas y en la que volvió haber mucho público joven en los tendidos.

FICHA TÉCNICA:


Plaza de toros de Córdoba. Se han lidiado 6 toros de Juan Pedro Domecq justos de presencia, y de escaso juego en líneas generales.  Algo más de media entrada en los tendidos en tarde de calor.

Juan Serrano "Finito de Córdoba": Ovación y una oreja con fuerte petición de la segunda.
José Antonio "Morante de la Puebla": Silencio y pitos.
Julián López "EL Juli":  Una oreja y ovación.

FOTOGRAFÍAS: Raúl Hernández.

0 comentarios: